El cumpleaños de Sofía, no fue una fiesta más, sino que fue una noche inolvidable. El festejo se realizó en el salón de ATE de calle Pacheco, y contó con la presencia de una gran cantidad de familiares y amigos.

Dos de esas presencias destacadas son la de los abuelos Miguel Arce y Elsa Villagra, quienes viajaron especialmente desde Tucumán para estar presentes en esta velada única.
El festejo, tal como un cuento de hadas, tuvo todos los condimentos. Una noche ideal en un lugar perfecto.

A la hora pactada, los primeros en hacer su ingreso formal, y sobre una alfombra roja, fueron los papás Alejandro y Liliana, quienes entraron de la mano y lograron un aplauso generalizado. Luego lo hicieron los abuelos, los padrinos Daniel y Analía Arce, y Morena quien fue la encargada de custodiar los zapatos. En ese momento y, tal como lo hiciera una princesa, hizo su entrada Sofía, quien vistió un hermoso vestido azul que deslumbraba a su paso. Junto a un gran sillón, que se ubicaba al final de la alfombra roja, la esperaban sus familiares para recibirla con todo el amor puesto de manifiesto.

Fue el papá quien cumplió con la ceremonia del cambio de zapatos de taco bajo por unos de taco alto de fino acabado blanco que simboliza el cambio de niña a mujer.
El papá también fue el primero en bailar un vals con Sofía, con una perfecta unión entre ambos, luego lo hizo el padrino seguido por el resto de los familiares.

Entre las personas y familias destacas estuvieron Joaquín, hermano de Sofía, los tíos Ester Gallardo y Pablo Russo. Además de Diego López, Martín Villagra, Miriam Villagra, Carina Villagra y Ricardo Gallardo, todos, con sus respectivas familias.

Se destaca además la presencia de los primos Oscar, Morena, Guada, Ignacio y Lorenzo. Luego, entre los amigos, estuvieron Ariel Montenegro, Carina Moya y la pequeña Luna.
Por último, y no menos importante, estuvieron los compañeros de Sofi de Colegio Don Bosco, quienes le pusieron todo el color y la alegría a una maravillosa velada.