El rompehielos ARA “Almirante Irízar” partió desde el puerto de la ciudad de Ushuaia, donde realizó una escala logística de pocas horas, que le permitió el reabastecimiento de combustible. De esta manera la nave navega el cruce del Pasaje de Drake, en su travesía hacia el continente antártico.

El buque, al mando del Capitán de Navío Maximiliano Mangiaterra, posee una tripulación de 268 tripulantes entre dotación estable, el Grupo Aeronaval Embarcado, el personal militar en comisión de las tres Fuerzas Armadas, de la Dirección Nacional del Antártico e invitados de instituciones científicas afines.

Los helicópteros Sea King anavizaron en la cubierta del rompehielos cuando la unidad se encontraba en navegación a 46 millas aproximadamente de la Base Aeronaval Comandante Espora. Al igual que en la primera etapa, los helicópteros serán el puente logístico entre la unidad de superficie y las diferentes bases.

Para esta segunda etapa el rompehielos zarpó desde Buenos Aires con una carga general de 700 metros cúbicos distribuidos en las bodegas del buque y una cámara frigorífica. El grupo encargado de la carga está compuesto por 14 integrantes, que realizan la estiba de víveres secos y refrigerados, materiales de construcción, instrumental científico, entre otros.

En la navegación se llevaron a cabo tareas de adiestramiento individual y de conjunto, que incluyeron ejercicios de lucha contra incendio, rol de abandono de la unidad y charlas sobre supervivencia en el mar e historia antártica.

También un grupo de científicos de la Dirección Nacional del Antártico desplegó un arreglo de hidrófonos, el cual es usado para el registro acústico de los sonidos que emiten los cetáceos. Estos datos, posteriormente serán analizados a fin de obtener información sobre la fauna marina. Para dicha tarea contaron con la colaboración del personal del cargo de Hidrografía del buque, quienes facilitaron el uso de los aparejos y guinche en popa.

El primer destino en su derrota antártica será la Base Científica Carlini, y luego las bases Orcadas, Belgrano II y Esperanza, para hacer su reabastecimiento donde desembarcará carga general y combustible a granel.

Durante su estadía en Ushuaia, el rompehielos recibió visitas protocolares, entre ellas las de autoridades del Gobierno provincial representado por la ministra de Obras Públicas Gabriela Castillo y el secretario de Malvinas, Antártida e Islas del Atlántico Sur, Andrés Dachary.