Salvatore Giuga llegó a la Argentina el 22 de septiembre de 1952 en un buque que había partido exactamente 22 días antes desde el puerto de Génova. Una gran imagen en su peluquería así lo atestigua, donde se lo ve de pequeño junto a otros niños, algunos adultos y un sacerdote.
Hace 67 años Salvatore Giuga llegó a la Argentina en un buque que había partido exactamente el 1 de septiembre de 1952 desde el puerto de Génova.
“Tengo 77 años y esa foto tiene 67 cuando yo tenía 10 años”, recordó Salvatore, quien nació en Sicilia. “La mayoría los volví a ver en Córdoba y en Buenos Aires. Seguramente los adultos ya habrán fallecido o serían muy ancianos, han pasado muchos años”.
“Mi vida en la Argentina ha sido excelente, soy muy agradecido por todo lo que el país me dio, llegué ‘muerto’ de hambre pero con el correr de los años hice buena plata, si bien ya la gasté a toda, pero puedo decir que manejé linda plata toda mi vida”, confió.
La primera vez que vino al sur fue en 1960 a Río Gallegos. “Estuve una temporada y con la plata que gané cortando el pelo, me puse una peluquería en Córdoba y hasta me alcanzó para comprarme una motoneta Vespa que era famosa en aquella época”.
Salvatore Giuga flanqueado por su hijo Nicolás y su nieto Alejandro. Todos peluqueros.
“En 1984 me instalé en Río Grande con el mismo negocio, el que mantuve por 34 años y con el mismo nombre, ‘El Tano Charly’ que hay uno solo, si bien hubo y hay otras peluquerías con el nombre de ‘Charly’. Hoy siguen mi trabajo mi hijo Nicolás, mi nieto Alejandro y algunos sobrinos también”.
Nicolás Giuga quedó a cargo de la peluquería ‘El Tano Charly’ que funciona en la Galería Topic. En la imagen junto a su orgulloso papá Salvatore.
Salvatore está radicado en Córdoba, pero todos los años viene un par de meses a pasar con la familia en Río Grande. “No puedo estar tanto tiempo sin venir a Río Grande porque la extraño mucho, por eso vengo a compartir con mi familia y los amigos, jugamos ajedrez, comentamos las noticias y hablamos de la vida, que es lo más importante”, destacó finalmente el entrevistado.
“No puedo estar tanto tiempo sin venir a Río Grande porque la extraño mucho, por eso vengo a compartir con mi familia y los amigos, jugamos ajedrez, comentamos las noticias y hablamos de la vida, que es lo más importante”, compartió Salvatore.
La mimada de la familia es Renata, la bisnieta de Salvatore, la cuarta generación de los Giuga en Tierra del Fuego.
La peluquería ‘El Tano Charly’ funciona en la Galería Pedro Topic.
Salvatore orgulloso de su nieto Alejandro que siguió el mismo oficio.
Nota: Ramón Taborda Strusiat.