Con asiento en Ushuaia, la asociación Amigos del Reino Animal Fueguino –ARAF- es una de las instituciones protectoras de animales más emblemáticas de Tierra del Fuego, que ha realizado una intangible labor por la vida de los animales, sus cuidados y su bienestar. Esta entidad viene luchando contra la eutanasia y también por la toma de conciencia de la sociedad sobre el bienestar animal, incluso, con multitudinarias campañas en escuelas y colegios de toda la Provincia.

Su fundadora, Rosana Vélez, expresó que “somos un grupo de personas muy empáticas con los animales, que no tenemos horarios ni cansancio para enfrentar cada caso, que dejamos muchas veces momentos únicos de lado con nuestras familias para acudir a una emergencia”.

“Incluso hemos pasado infinidad de noches desvelados al lado de algún animalito que necesitaba cuidados especiales y obtuvimos muchas alegrías al ver la mirada agradecida de cada animal por haberle cambiado su vida”, sostuvo.

Emblemáticas son las ‘Caninatas’ que lleva adelante con el IPRA, por ejemplo; también el impulso de campañas de castraciones masivas y la defensa irrestricta de los animales.

Un ejemplo de ello es haber tomado el caso del caballo ‘Schreck’ para llevar a la justicia a los responsables de este crimen irracional y absurdo.

Lo mismo podemos decir de simposios, congresos y jornadas que convocan a especialistas de primer nivel nacional e internacional como el caso de la Dra. Graciela Fayt, y que dan una nueva visión de la temática de los animales, especialmente los de compañía.

Una razón para continuar

“Hoy estamos cumpliendo 25 años desde aquella vez que nos hicimos la promesa de permanecer conscientes, unidos, para defender los derechos de los animales, hoy ya es un compromiso de Plata”, resaltó Rosana Vélez, una de las fundadoras y titular de ARAF.

Recordó que “así como hemos obtenido muchas alegrías, también tuvimos muchos llantos ante la impotencia de no poder salvar a todos. Aun así, sacamos fuerzas de lo más profundo para ponernos firmes, luchar por sus vidas y concientizar a todos los que podemos sobre sus derechos”.

Destacó que la organización protectora está “siempre luchando con mucho esfuerzo, pese a las adversidades, obstáculos y demás inconvenientes que encontramos en ese largo trayecto”.

Afirmó Rosana que “veinticinco años de este majestuoso compromiso, es un acontecimiento que debemos celebrar y estar agradecidos por tan hermoso regalo que es tener la dicha de estar junto a esos seres maravillosos”.

Finalmente dijo que “que siempre la llama de amor esté encendida en nuestros corazones. Bregamos y no nos rendimos para que cada animal tenga un mundo mejor. Nunca nos cansaremos de luchar para conseguir una convivencia armónica hombre-animal. Seguiremos en este camino, con éste compromiso tomado”.