“Si me querés, quereme trans” cuenta la historia de Brenda, inocente y soñadora; y de Raúl, un joven que a pesar de haber recibido una educación ortodoxa se enamora de una chica trans y debe luchar contra los prejuicios e inseguridades de Brenda para estar juntos.

Bajo la dirección de Ariel Chilelli, la obra de Daniela Ruiz se estrenará en la Casa de la Cultura de Río Grande el 16 de noviembre que, por si fuera poco, es además el Mes de la Diversidad.

La autora visitó la ciudad hace unas semanas para conocer al director, al elenco y personas colaboradoras que conforman el Grupo Teatral Serendipia que se ha involucrado con la propuesta y compartió así un par de días de trabajo y de intercambio de experiencias. En un alto, Daniela dialogó con La Vidriera Fueguina…

“Estoy muy contenta de ver que esta obra, que la hemos trabajado mucho en toda la provincia de Buenos Aires y la propia ciudad de Buenos Aires, que ha sido reconocida por su aporte a los derechos humanos tanto en la Provincia como en la Legislatura Porteña, hoy tenga esta trascendencia en Tierra del Fuego y sobre todo en Río Grande”, dijo sin ocultar su satisfacción al ver que la pieza teatral de su autoría ha llegado tan lejos.

Con voz emocionada, la joven autora sostuvo que “el hecho de que se planifique este trabajo desde la perspectiva de esta ciudad en el sur no es lo mismo que la mirada que se puede tener en el norte o en el centro del país, y por eso esta obra ya no es mía, es del pueblo, del compañero o la compañera, de los hermanos y hermanas que dirigen teatro en este proceso”. “Soy un puente para que se siga gestando esta actitud emancipadora en nuestra cultura”, añadió.

Yendo bien al fondo de la temática que aborda la obra, Daniela destacó que “necesitamos más autores y autoras, escritores, escritoras y también visibilidad del movimiento gay– lésbico–travesti– transexual–intersexual, porque debemos ver la realidad de todos, porque todo va unificado, no es solamente LGBT, es la cultura, es la idiosincrasia y hacia eso vamos en nuestra expresión”.

Daniela también habló de ella misma, de su propia experiencia: “cuando a mí me preguntan: ¿cuántas compañeras que son travestis en Argentina, y además autoras, directoras y productoras, pudieron hacer una obra así? Son muy pocas, y es desde ese lugar que me pongo en el proceso de dejar precedentes y de que se vea que no somos solamente mujeres, travestis o trans, sino que podemos ser actrices, autoras, directoras…” “Podemos hacer un mundo de cosas dentro de nuestras capacidades, lo que pasa es que no nos dejaron hacerlo”, afirmó.

En referencia al recorrido de la obra, la autora, productora y directora teatral señaló que se siente “orgullosa porque esta obra estuvo en el Centro Cultural Recoleta, en la Capilla” y enseguida se preguntó: “¿qué obras de qué compañeras han podido estar ahí? Yo que soy sobreviviente de tantas situaciones pude hacerlo y para mí es algo sanador”.

“Soy una travesti salteña y llevo conmigo un montón de cosas que van detrás de eso: un trasfondo indígena, un trasfondo de pobreza, un trasfondo de género, un trasfondo de sexualidad. Es decir, soy mucho más que eso y me parece muy interesante que esos escritos estén, y plasmar una mirada totalmente diferente de lo que nos dijeron que era lo correcto. Entonces hay otra mirada y qué mejor que hacerla con mi comunidad y para toda la comunidad”, afirmó.

Mientras el elenco de “Si me querés, quereme trans” ensayaba en la sala del Centro Cultural Alem, Daniela fue más allá y resaltó que “la obra marca también un antes y un después en la mirada política no sólo por la emancipación feminista o de la diversidad, sino por la emancipación de las voces porque, ¿qué pasa cuando una persona racializada habla, piensa y cree? ¿Qué pasa cuando los pobres y los que supuestamente no hablan pueden entrar en esa perspectiva de mirarse y reflejarse con sus textos en el teatro, que fue clasista, pero que debe ser para toda la gente?”.

Por último, Daniela habló del Grupo Serendipia que en Río Grande pondrá en escena muy pronto su obra. “Me pone muy feliz verlos como se abrazan y se dan amor, y cómo toman este amor por las artes escénicas, ya con eso para mí es suficiente”, dijo muy emocionada.

Por su parte, Ariel Chilelli, director de la obra y testigo de la charla con Daniela, expresó: “estoy muy orgulloso de tenerla con acá porque si bien nos apropiamos de su obra, con su respaldo el texto será carne y sangre con todos nosotros”. Y terminó diciendo: “ojalá pueda estar para el estreno”.

El final de la obra es una invitación a la reflexión acerca de los roles de género en nuestra sociedad y de los prejuicios que podemos llegar a tener, que nacen del temor que genera el tratar de ser uno mismo dentro de una sociedad que castiga lo diferente.

La obra tiene el objetivo de darle visibilidad a la diversidad en la cultura y el arte, irrumpiendo en los circuitos hegemónicos existentes y rompiendo estructuras. Una propuesta nueva que tiene como objetivo contar historias que inviten al espectador a reflexionar acerca de roles de géneros, estereotipos y etiquetas que se presentan en la sociedad en la que vivimos, creando de esta manera un nuevo concepto de teatro argentino vinculando la diversidad y la multiplicidad de voces.

“Si me querés, quereme trans” tendrá su estreno para la prensa el 12 de noviembre a las 21 en La Casa de la Cultura y en la misma sala para el público el sábado 16 a las 22 hs. En tanto, en el Centro Cultural Alem habrá dos funciones los días 23 y 30 a las 22 hs.